logo Aceim Asociacion de Centros de Educación Infantil de Madrid

Estimado Consejero:

En relación al escrito de respuesta que hemos recibido todas las Escuelas Infantiles que nos dirigimos a usted para rogarle que tuviera en cuenta nuestra situación, nos vemos en la obligación de hacerle, como asociación que representa a gran parte de las escuelas infantiles de Madrid, algunas aclaraciones.

En primer lugar, sentimos profundamente que no responda a ninguna de las preguntas y reflexiones que en dicho escrito se le hacían. Lo único que ha hecho es explicarnos que han quedado suspendidos los cheques, algo de lo que ya éramos plenamente conscientes, pero no nos aporta ninguna solución. Si lee detenidamente la carta, en ningún momento se le pide que las ayudas se den, entre otras cosas porque dichas ayudas se han concedido a los padres y nosotros no somos nadie para reclamarlas. En segundo lugar, somos muy conscientes de que las ayudas o subvenciones se rigen por unas normas legales, en este caso, la asistencia mensual y permanencia en la escuela infantil. Sabemos perfectamente que es un principio de esencial importancia que la Administración cumpla y haga cumplir la normativa vigente; tal y como nos indica en su escrito.

Vuelvo a desglosarle nuestras preguntas, por si esta vez puede contestarlas:

  • Por qué representando más del 50% de los alumnos de primer ciclo de educación infantil no estamos apoyados y respaldados por la Consejería que debería hacerlo; por la Consejería que nos pauta las normas que debemos cumplir, los requisitos mínimos de nuestros espacios, de nuestro personal, de nuestros proyectos educativos, etc.
  • Qué medidas se van a poner en marcha para garantizar que nuestros centros, cuando todo pase, podamos volver a abrir nuestras puertas.
  • Qué va a pasar con las trabajadoras de nuestros centros.
  • Qué va a pasar con los puestos de trabajo de las titulares de los mismos.
  • Y sobre todo, qué va a pasar con los miles de alumnos que se van a quedar sin plaza escolar cuando todo esto acabe.
  • Por qué recomienda a los padres que no paguen “la guardería” ya que no vamos a prestar ningún servicio; y no hace lo mismo con otros centros educativos.
  • Por qué no ha exigido al gobierno central que se nos incluya dentro de los sectores que pueden tener acceso a créditos ICO-COVID19.

En su escrito también nos indica que el Gobierno regional está adoptando todas las medidas necesarias para el que nuestra comunidad pueda afrontar estos difíciles tiempos con el menor daño posible. Por ello, desde Aceim, le pedimos que nos concrete ya cuáles van a ser esas medidas. Por nuestra parte consideramos imprescindibles, como mínimo, las siguientes:

  • Ayudas directas a los centros, al existir la imposibilidad –según se manifiesta- de seguir cobrando el servicio a los usuarios, para garantizar el mantenimiento de la oferta escolar al finalizar este periodo.
  • De igual manera ayudas directas a los centros de cara también al mantenimiento de la oferta al inicio del próximo curso en el mes de Septiembre.
  • Construir una red de Escuelas infantiles en la Comunidad de Madrid de la que formemos parte todos los centros, públicos, privados y concertados, olvidándonos de una vez por todas de la dualidad público-privado en la que nos encontramos en la actualidad, y en la que el nuestro, el sector privado, se encuentra permanentemente denostado. La cruda realidad a la que estamos teniendo que adaptarnos por el Covid19 y las medidas que a consecuencia de la misma ha tomado su administración, con la suspensión de los contratos de los centros de gestión indirecta, ha dejado muy clara que dicha dualidad público-privada es completamente ficticia. Lo único que tienen de público estos centros es el edificio y ahora se ha podido constatar de manera evidente.
  • Que la aportación económica que la administración dedique a la Educación Infantil de primer ciclo, mientras se llega a la gratuidad total en todos los centros (independientemente de su titularidad); será repartido en función de las necesidades de las familias, habiendo algunas que no paguen nada, acudan a un centro público, conveniado o privado; e incrementando el aporte que deberán abonar las familias en función de sus rentas reales. No se puede consentir que existan familias en algunas zonas de Madrid, con rentas altas, que acuden a una escuela pública, que no paguen nada por la escolaridad de sus hijos, mientras otras, mucho más desfavorecidas tienen que dejar a sus hijos en cualquier parte, recurrir a los Servicios Sociales municipales o pagar unas cuotas que se llevan gran parte de sus exiguos ingresos.
  • El cese inmediato de más autorizaciones por parte de su Consejería de aulas de 2-3 años en centros privados concertados y la retirada de las ya existentes, siempre que no cumplan con los requisitos de mínimos que la normativa establece.
  • El cierre inmediato, o mejor dicho, la imposibilidad de abrir nuevamente, de todos aquellos centros que no cumplan con la autorización de la Comunidad de Madrid como centros educativos.

Llevamos muchos años reivindicando algunas de estas medidas. Quizá ha llegado el momento de ponerlas en marcha, ya que sin ninguna duda, de no aplicarlas, cuando todo esto acabe, los ERTES se convertirán en ERES y la gran mayoría de centros tendremos que cerrar. Cada uno de nosotros tendremos un problema particular, la quiebra de nuestro negocio, pero la Comunidad de Madrid tendrá miles de paradas más y un problema social grave, porque habrá miles de alumnos que no tendrán ningún centro educativo al que asistir.

 

Quedamos a la espera de sus noticias.

ACEIM