¡Hola Escuelas!

Cada vez son más las Escuelas que optan por una práctica más transparente o abierta y dejan que los papás y mamás entren por la mañana a dejar a sus hijos e, igualmente por la tarde, pasen a la clase a recogerlos ¿Qué os parece esta práctica?

Hemos oído a muchas madres quejarse de que las educadoras les “arrancan” literalmente a sus peques de los brazos y que no les dejan ni asomarse a las aulas. “A saber qué pasará allí”…

Ésta, como algunas otras, son prácticas que inspiran inseguridad y recelo frente a la labor de la Escuela y que provocan juicios y comentarios sobre nuestro centro que debemos evitar. ¿Cómo hacerlo para hacerlo bien? Aquí te dejamos algunos consejos para abordar este tema:

  1. REFLEXIONA junto con todo el equipo de la Escuela. ¿Cómo lo ve cada uno? Saber qué cosas nos preocupan que los padres vean, perciban o sientan y que impresión nos gustaría provocar en ellos los primeros días de Escuela. Tal vez sabiendo lo que nos preocupa podremos darle una solución.
  2. EMPATIZA con la situación que viven los papás y mamás que dejan a su peque la primera vez en tu centro o que lo dejan a la vuelta de vacaciones. Acercarte más a su sentir y entender su postura también te ayudará a encontrar una solución.
  3. NO JUZGUES sus sentimientos. Tu experiencia con los peques no es la suya y todos los sentimientos deben respetarse sin ridiculizarlos.
  4. TRABAJA SOBRE ELLO. Elabora un protocolo de acogida y entrégaselo a los padres, pero no en mayo cuando se matriculan. Hazlo pocos días antes de empezar el curso para que lo tengan reciente.
  5. SOLICITA INFORMACIÓN sobre su peque en la adaptación: qué le gusta comer, con quién duerme, qué muñeco de apego o mantita le acompaña, qué canciones son sus favoritas, cómo se calma habitualmente… los padres percibirán el interés que tiene la Escuela por entender y conocer a su hijo.
  6. BRINDA TU ATENCIÓN, ofréceles llamar a la Escuela cuando lo necesiten. Los primeros días es muy tranquilizador para los papis poder llamar para preguntar pero también lo es a lo largo del curso. Si prevés que no podrás atender el teléfono en un momento determinado graba un mensaje especial que transmita tranquilidad.
  7. NO MINIMICES LA SITUACIÓN  tanto para niños como para adultos la separación es un momento dificilillo que hay que superar. Exagerar o ningunear el hecho no ayudará a llevarlo mejor.
  8. RAZONA TU DECISIÓN. Tanto si tu Escuela decide que los papis pasen como si no, razona tu decisión. Los argumentos siempre están ahí en un sentido y en otro.

 

Hay Escuelas que tienen unas instalaciones que se prestan a ello y otras no. Algunas sólo dejan entrar durante la adaptación y otras  prefieren que los papis no entren nunca. Sea cual se la decisión que tomes explícale a las familias por qué lo haces. Seguro que tu experiencia les reconforta y les consuela.

 

¡Feliz comienzo de curso!